Fiesta de San Andrés

29 - 30 nov 2017

Las tradiciones más espectaculares y estrafalarias, barriles llenos de vino, castañas asadas y una atmósfera frenética: solo podía ser la fiesta de San Andrés en Tenerife.

La próxima vez que quieras molestar a tu vecino gruñón, haz como los tinerfeños en la Fiesta de San Andrés. El festival se celebra el 30 de noviembre y coincide (convenientemente) con el día en el que las bodegas de vino abren sus puertas. Puede que necesites tapones, ya que entre las ruidosas celebraciones está la de atar chatarra entre sí y arrastrarla por la calle haciendo mucho ruido, ¿una extraña tradición, no?.

En las ciudades del norte como Puerta de la Cruz, La Orotava y San Juan de La Rambla, el 29 de noviembre es el Arrastre de Los Cacharros, que reúne a mucha gente. En su mayoría son niños corriendo calle abajo mientras tiran de una cuerda, que lleva botes, recipientes y latas atados. Forman un enorme barullo mientras pasan por delante de los exultantes espectadores ¡y esto solo es el principio! Más tarde, las calles se vuelven más ruidosas y los objetos pasan a ser más grandes, como tambores de lavadoras y microondas que se estrellan contra los bordillos mientras rebotan por toda la calle.

Una teoría que explica esta loca tradición es que los bodegueros solían hacer rodar sus barriles calle abajo hacia el mar con intención de limpiarlos. Otra dice que cuando San Andrés visitó la isla se emborrachaba probando tantos tipos de vino que se quedaba dormido y los niños le ataban latas y tarros para que se despertara cuando se diera la vuelta.

La locura continúa con el Arrastre de los Tableros. Valientes (algunos emplearían la palabra locos) que bajan las empinadas calles a toda velocidad en improvisados trineos encerados en la parte de abajo para ser más rápidos. Sabemos que no somos tu madre, pero si decides ser uno de esos "valientes", por favor, ten cuidado.

Dando por hecho que todavía sigues de una pieza después de tu dosis de adrenalina, puedes invertir la tarde y el día siguiente catando el vino que llega a los clubs del pueblo de la mano de las bodegas locales. Como capricho extra, habrá castañas asadas en abundancia (porque también es época de cosecharlas) y una vibrante atmósfera que recorre los restaurantes y bares de Tenerife, todo en la celebración de la Fiesta de San Andrés. En una fiesta típicamente española nunca pueden faltar buena música, comida deliciosa y mucha bebida; y esta no iba a ser menos.

Así que, si decides visitar esta fiesta callejera, increíblemente ruidosa, llena de vino y castañas asadas, por favor no nos traigas a Travioor los objetos que hayas tirado calle abajo.


*Hacemos todo lo posible por verificar las fechas de los eventos de nuestra agenda, pero te recomendamos que, antes de reservar tus vuelos, consultes con el organizador oficial de la actividad ante posibles cambios.