Conoce el país

Indonesia es un enorme conjunto de islas que se extienden a lo largo del ecuador y abarcan dos océanos y 14 mares. Casi cien volcanes activos lanzan nubes de azufre por encima de las selva...

Leer más

Indonesia es un enorme conjunto de islas que se extienden a lo largo del ecuador y abarcan dos océanos y 14 mares. Casi cien volcanes activos lanzan nubes de azufre por encima de las selvas interconectadas donde los orangutanes se aferran como pueden a las ramas de los árboles.

La mitad de las 260 millones de personas que habitan este país, donde se hablan más de 300 lenguas autóctonas, reside en la isla de Java, que actúa como centro neurálgico económico y político equivalente a Manhattan. Esto resulta indignante para una pequeña parte de la población más independiente que no se siente representada.

 A pesar de su caótica geografía y sus actuales disputas, las diferentes comunidades de Indonesia se caracterizan por ser humildes, curiosas y de voz suave. Cada mañana podrás apreciar las espirales dulzonas de incienso de los templos hindúes y las flores recién cortadas, las hojas de plátano con el arroz y las calles que se despiertan. Mientras tanto, en los lugares más remotos, los korawi construyen casas en los árboles en la jungla y los mentawai impresionan a sus pretendientes potenciales con sus sonrisas de dientes afilados.

Leer menos


Destinos


Eventos


Todos los artículos


La mejor manera de moverse

AVIÓN

La manera más rápida de viajar a las islas más remotas (y a veces la única) es por avión. Es habitual que se retrasen los vuelos por el mal tiempo. Verifica tu vuelo dentro del país ya que suelen estar abarrotados.

COCHE

Necesitarás el carnet de conducir y un carnet internacional si planeas alquilar un coche. Las carreteras son peligrosas, la gente conduce por el arcén y las indicaciones no están claras, además se cortan algunas carreteras durante la estación húmeda.

BICICLETA

La manera más barata de moverse. Hazle una foto a la bici antes de llevártela y ten cuidado con los baches. Los primerizos no deberían comenzar con las calles más concurridas de las grandes ciudades.