Conoce el país

Tu estancia en Eslovaquia hará que te sientas como si estuvieras en un cuento de hadas: encantadores castillos y colinas onduladas como marco de pequeñas ciudades donde el folk...

Leer más

Tu estancia en Eslovaquia hará que te sientas como si estuvieras en un cuento de hadas: encantadores castillos y colinas onduladas como marco de pequeñas ciudades donde el folk y el estilo medieval se unen al gótico y al barroco. Casi esperas ver a la Caperucita Roja escapando del lobo a través de las montañas del Alto Tatra en busca de la cabaña de su abuelita o a Rapunzel mirando desde una torre en el Castillo de Devin.

Limitado por Polonia, la República Checa, Austria, Hungría, Rumanía y Ucrania, este país sin costa acoge a 5,4 millones de personas y formó parte del antiguo país conocido como Checoslovaquia, que se dividió en la República Checa y Eslovaquia en 1993. Puedes conducir el ancho de Eslovaquia en alrededor de seis horas, pero eso no quiere decir que no haya mucho que ver y hacer.

Comienza en la capital, Bratislava, donde podrá ser cortejado por los coloridos edificios del casco antiguo y encantado por el castillo. Dirígete hasta el edificio de OVNI para tener unas vistas panorámicas de la ciudad y luego sal a las calles para encontrar la mejor cerveza y platos tradicionales, como Bryndzové halušky oravskou slaninou. Piérdete en las zonas rurales de la parte central y occidental de Eslovaquia, donde se puede disfrutar de los balnearios de Piešťany para después tomar un crucero por el río Dunajec. O si lo que te interesa es la vida nocturna y la cultura de después, acércate a Košice, en el este de Eslovaquia.

Leer menos


Destinos


Eventos


Todos los artículos


La mejor manera de moverse

Tren

Para disfrutar los escenarios naturales de Eslovaquia, opta por el tren para moverte de la ciudades al campo: la linea entre Bratislava y Košice cubre casi todos los atractivos turísticos. Intercity o Eurocity son los trenes más rápidos mientras que Ryclík son más lentos, pero cuestan menos.

Bus

La compañía estatal de autobuses, Slovenská Autobusová Doprava, cubre todo el país por lo que es una gran opción para llegar a los pequeños pueblos y zonas remotas no cubiertas por el tren. Compra los billetes online de antemano para conseguir mejores ofertas. Encuentra los horarios en cp.atlas.sk.

Coche

Para explorar el país a tu propio ritmo, alquila un coche. Hay carreteras que conectan ciudades importantes y caminos más lentos en las regiones montañosas. Un paseo por el campo es una obligación si quieres experimentar plenamente la belleza natural de Eslovaquia.