Tu primera vez en Londres: Guía para un fin de semana

2 de diciembre, 2016

Si es tu primera vez en Londres, cárgate de energía y disfruta de nuestra ruta llena de consejos y 'tips' locales. Esta será la primera de muchas, prometido.

Si es tu primera vez en la capital británica, es probable que esperes muchas cosas de la ciudad. Londres es esa capital masiva de la que tanto has oído hablar; es grande, ruidosa, animada, multicultural, abierta a todo el mundo, pero individualista, ese lugar en el que se puede comer tan mal y tan bien, la reina de la fiesta, el mercadillo más bonito… Londres es todo eso y mucho más.

Pero si es tu primera visita y cuentas con un fin de semana, has de tener en cuenta que lo ideal en esta ocasión será tener una toma de contacto con la ciudad y extraer lo esencial de nuestra visita. Tenemos unas 48 horas de cita a ciegas y estamos seguros de que la ciudad te seducirá. Prepara tu mejor bombín porque Londres nos espera.

1. Sábado: A gastar zapatilla

Tu primera vez en Londres: Guía para un fin de semana - Sábado: A gastar zapatilla

Olvida todo lo que contenga la palabra light y empieza la mañana con un buen desayuno inglés, porque el día que nos viene por delante va a requerir energía. 

Empezamos nuestro recorrido en uno de los emblemas de la ciudad, el Buckingham Palace, la residencia oficial de la familia británica en Londres. Desde allí comenzaremos a caminar por la emblemática calle The Mall, se trata de una avenida que fue creada como avenida ceremonial y que seguro os sonará si alguna vez has visto los acontecimientos de la Familia Real en la tele, y llegaremos hasta Trafalgar Square. Tómate un rato para sentarte y admirar esta plaza que fue construida para conmemorar la batalla de Trafalgar, en la que la Armada Británica venció a las armadas francesa y española frente al Cabo de Trafalgar. Hoy en día es un punto clave de la ciudad y sentarse en una esquina a observar el ir y venir de turistas y locales puede ser una distracción que te robe más rato del que pensabas. Además, en esta misma plaza puedes disfrutar de la National Gallery, la pinacoteca más importante de Londres que, además, es de entrada gratuita. ¡No te lo pienses y entra!

Donde no podrás entrar, pero si verla desde fuera, es en la casa del Primer Ministro que se encuentra muy cerquita de Trafalgar Square. Exactamente en el número 10 de la calle Downing Street.

#TravioorTip: Tenemos un truco para aquellos a los que les haga especial ilusión sacarse la foto en frente de la casa del Ministro: en la casa real no te podrás ni acercar a la puerta, pero si vas al número 10 de la calle Adam Street encontrarás una puerta exactamente igual a la del PM donde poder sacarte tu foto y nadie notará la diferencia. De nada.

Y así es como llegamos a la Abadía de Westminster junto al lugar donde se alza el icono de Londres, o al menos uno de ellos: el Big Ben. Admira el edificio del Parlamento o hazte la típica foto con la cabina roja y el Big Ben de fondo. Desde ahí, cruzaremos el puente hacia el London Eye, una noria mirador de 135 metros desde donde podrá disfrutar de la ciudad desde las alturas.

Con los pies en la tierra de nuevo, caminaremos por el paseo de la Ribera del Támesis hasta el Tate Modern, el Museo de Arte Moderno de Londres, que se encuentra alojado en la antigua central de energía de Bankside. Es uno de los museos más visitados del mundo y su exposición permanente es gratuita, mientras que las temporales varían dependiendo del carácter de cada una de ellas. No olvides subir hasta la cafetería para disfrutar de una bonita panorámica de la ciudad y de la Catedral de San Pablo justo enfrente.

A estas alturas, lo más normal es que te apetezca realizar una parada para comer y coger energía. Nuestra recomendación personal es que desde aquí te dirijas al Borough Market, el mercado donde Bridget Jones hacía sus compras habituales. Se trata de uno de los mercados de alimentación más grandes de la ciudad que, además, se sitúa bajo los arcos del London Bridge. El lugar ideal en el que parar para disfrutar de un buen bocado.

Ahora sí, con la tripa llena, prepara tu cámara porque vamos a cruzar el famoso London Bridge. Y así, entre sonrisas, poses y disfrutar del paisaje, llegamos hasta el otro extremo del puente donde nos montaremos en el bus número 15. ¿Qué por qué? Porque es uno de los dos autobuses antiguos de dos alturas que aún circula por la ciudad. Durante su recorrido pasaremos por ejemplo por la Catedral de San Pablo, donde te recomendamos fervientemente que te bajes y visites por dentro. Después podrás volver a coger el bus allí y dirigirte hacia nuestra siguiente parada: Picadilly Circus (tendrás que andar un poquito). 

La plaza de Picadilly Circus, es uno de los puntos con más tránsito de gente y personajes de la ciudad por lo que, a menudo, podremos disfrutar de un ambiente animado que unido a las luces publicitarias que caracterizan esta plaza, le dan al lugar un ambiente circense como su nombre indica. Una vez aquí, estamos en uno de los puntos centrales de la ciudad por lo que podemos elegir como queremos que siga nuestra jornada. Podemos seguir caminando hacia el norte hasta llegar a Oxford Street si nos queremos sumergir en la locura de las tiendas o caminar hacia el distrito de Covent Garden, una zona que atrae a más de 30 millones de turistas al año. Allí podremos disfrutar de un mercado cubierto con variedad de tiendas y opciones hosteleras que funcionan como corazón de un barrio que rebosa vitalidad y novedad en todas sus opciones de ocio: tiendas de ropa de estilo bohemio, galerías de arte, bares con música en directo…  

Al atardecer te recomendamos que te acerques hasta el Soho, el barrio más cool de Londres, donde puedes encontrar muchas opciones interesantes para cenar. En nuestra lista de recomendaciones, el Bao, un increíble restaurante taiwanés. Es más que probable que tengas que esperar un poco para tu mesa, pero merece la pena. Y después, siempre puedes disfrutar de una copa en el Soho o en el vecino Chinatown. Si no te quedan fuerzas y todo lo que quieres es coger la cama, nos parece más que justificado. ¡Have a nice rest!

2. Domingo: Flores, gastronomía y muchos mercadillos

Tu primera vez en Londres: Guía para un fin de semana - Domingo: Flores, gastronomía y muchos mercadillos

Si hay un día en el que toca ir a comprar a los mercadillos, ese es sin duda el Domingo. Pero Londres tiene una gran variedad de mercadillos, y en ellos no sólo se compra; también se pasea, se prueba comida, se aprende de los estilismos más actuales, se disfruta de la música y de los espectáculos en directo. Es decir, todo un reto para los sentidos.

Como ya hemos comentado, en Londres existen multitud de mercadillos y cada uno respira de un ambiente y un estilo diferente. Pero seamos realistas, un domingo no te va a dar para verlos todos y como dice mi madre, “siempre hay que dejar algo para la próxima vez”. Así pues, te proponemos que te acerques hasta dos clásicos de la ciudad: Candem Town y Portobello Road.

Candem es una eminencia y seguro que has oído hablar de él. El barrio canalla por excelencia de Londres donde han nacido algunas de las estéticas y corrientes musicales actuales, también conocido por ser el barrio de residencia y lugar de recreo de la cantante Amy Winehouse. Para acercarte hasta allí lo mejor es que cojas el metro hasta la parada “Candem Town”, y una vez que salgas de la parada del metro encontrarás la avenida principal abarrotada de gente y de tiendas. Si bien se suele hablar de él como un solo mercado, en realidad Candem está compuesto por 6 ferias que abren cada fin de semana.

Consejo Travioor: Sabemos que llegas con ganas de comprar y curiosear pero no te detengas en todas las tiendas de Candem High Street ya que suelen estar más enfocadas a los turistas y tienen productos menos auténticos y souvenires típicos a precios desorbitados.

Continúa andando la calle hasta llegar a Candem Lock, una zona de antiguas caballerizas reconvertidas en tiendas de todo tipo. Camina y encontrarás zonas en la que comprar antigüedades, ropa, complementos, decoración, ropa de segunda mano…

Entre tienda y tienda nos va a llegar la hora el almuerzo y, aunque en el propio mercado de Candem encontrarás opciones donde picar algo, nosotros te animamos a hacer algo más tradicional y unirte a una tradición rescatada por los ingleses: el Sunday Roast. Una buena opción para probarlo cerca de Candem es el The Edinboro Castle. Un pub típicamente londinense en el que puedes disfrutar de un Sunday roast en un ambiente de lo más local.

Y de uno de los barrios más rebeldes, nos vamos a uno de los 'preppy' de la ciudad: Nothing Hill.  Seguro que al leer este nombre te ha venido a la cabeza una famosa película protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant que fue todo un bombazo en su momento. Pues bien, este barrio tiene en la vida real tanto encanto como en la película, aunque no te aseguramos que encuentres libreras tan guapas como la 'novia de América'. 

Pasea por sus calles y disfruta de sus coloridas casitas y, si eliges caminar por alguna calle paralela a la principal, puede que te encuentres con alguno de sus célebres vecinos como Chris Martin, Jud Law, el director de cine Tim Burton… ¡Abre bien los ojos!

Además, en este barrio también puedes dejarte sorprender por sus bonitos cafés y originales tiendas que irán desde la ropa más selecta para bolsillos más holgados hasta tiendas de vinilos de segunda mano a precios irrisorios.

En la calle Portobello Road se da lugar uno de los mercadillos más conocidos de Londres debido a su gran cantidad de puestos de antigüedades. Además, también venden fruta, comida, ropa… Consulta su web si quieres más información sobre el mercado. Sin embargo, los domingos no podremos encontrar nada de esto, pero tranquilos porque tenemos el Portobello Green: un espacio dedicado únicamente a ropa vintage donde estamos seguros que encontrarás más de una joya para incluir en tu maleta. Y por supuesto, una gran variedad de bares y restaurantes que harán las deliciosas de los más sibaritas.

Estamos seguros que tras esta pequeña toma de contacto con Londres volverás a casa con los bolsillos un poco más vacíos pero el corazón un poco más lleno. ¡Hasta la próxima!

¿Dónde alojarse en Londres?

  • Londres no es barata, por eso, te recomendamos un par de propuestas para bolsillos un poco más ajustados que además, son especialmente interesantes por su buena situación (además ambos tienen distintas opciones dentro de la ciudad): Easyjet Victoria y Tune Hotel Kings Cross.
  •  Si prefieres buscar otro tipo de hotel y te gusta comparar antes de reservar, puedes buscar tu hotel aquí. 

Para tu vuelo

 

¿Eres un experto en la ciudad? Dinos que otros lugares recomendarías para una primera visita a la ciudad. Tweeteanos a @TravioorES déjanos un comentario en nuestro Facebook.

 

 

Monika Goikoetxea Comunicadora de profesión y viajera de vocación. Tras haberse movido lo que ha podido dentro de Europa, decidió que era el momento de liarse la manta a la cabeza y la mochila a la espalda y embarcarse en un viaje que le llevó a viajar siete meses entre Australia y el sudeste asiático. Siempre planeando una nueva aventura.