Qué hacer (o es mejor evitar) en tu viaje a Santorini

5 de enero, 2017

Santorini o Thira, como se denomina en griego, es una isla perfecta para sumergirte en el ambiente mediterráneo: gastronomía de calidad y riquísima, opciones culturales y de aventura, y unos atardeceres increíbles.

Santorini es una isla de origen volcánico que ha sufrido, y mucho, durante los últimos 100 años. Un terremoto en 1945 y más tarde una erupción volcánica en 1950 destruyeron prácticamente toda la isla. ¿Cuáles fueron las opciones para los habitantes de esta pequeña isla del Mediterráneo?  Los más ricos emigraron dejando el país en su mayor declive, mientras que la gente con menos recursos y los animales más preciados de la isla, los burros, pusieron todo su esfuerzo para levantar y construir la isla blanca y azul que conocemos hoy en día.

Seguro que has oído eso de: 'es muy bonito, pero también muy caro'. Y sí, razón llevan tanto en una cosa como en otra. Pero tiene parte de explicación... la isla tiene forma de luna y sus aguas unas profundidades de entre 4 a 400 metros. Sin embargo, la falta de aprovisionamiento de agua es una de las razones por la que esta pequeña isla mediterránea puede llegar a ser tan cara. 

La atmósfera de toda la isla es muy romántica y es un destino perfecto para disfrutar en pareja (o como quieras, porque seguro que le sacas provecho). Para el alojamiento, yo te recomiendo alojarte en Santorini Secret Suites & Spa ¿las razones? por las increíbles vistas, la calidad del personal (que son majísimos) y los desayunos, que te los sirven en la terracita de la habitación, son muy generosos y con todo el sabor griego. ¿Preparado para un recorrido por la 'nueva ciudad del amor'?

1. Moverte por la isla: alquila un coche y da un paseo en burro

Qué hacer (o es mejor evitar) en tu viaje a Santorini - Moverte por la isla: alquila un coche y da un paseo en burro

Santorini tiene una superficie pequeña con dos o tres carreteras que atraviesan la isla. Los taxis brillan por su ausencia y si tienes la suerte de conseguir alguno te va a salir muy caro. Así que, si de verdad quieres sacar lo mejor de tu visita y llegar a las mejores playas o a los mejores parajes para ver los atardeceres, tienes que alquilarte un coche pequeñito, moto o quad. Te recomiendo que alquiles el coche con antelación ya que te saldrá más barato. Mi consejo es que alquiles coche básicamente por dos razones: hace mucho calor y el aire acondicionado es tu gran aliado, además de por tu seguridad, ya que los adelantamientos y el estado de las carreteras es un poco peligroso.

A día de hoy el papel de los burros sigue siendo muy importante en la isla y es el animal más preciado por los griegos. Durante los meses menos turísticos se usan para la construcción, mientras que en verano se usan para dar paseos y llevar a los más aventureros a los puntos más altos de la isla y bordear los acantilados.

Uno de los puntos más impresionantes de Santorini está en lo alto de Ia con vistas a Oia, Fira y la caldera.  Haz de este paseo algo todavía más especial haciéndolo en burro.

2. Gastronomía: pulpo, ensalada griega y patatas con queso parmesano

Restaurant with a view in Santorini, Greece

Como en casi todos los países mediterráneos es difícil encontrar mala comida, pero te dejo unas cuantas recomendaciones según mi experiencia en la isla sobre los platos que no puedes perderte y lugares donde probarlos:

  • Del mar: el pulpo es una delicia. Súper terso y preparado con aceite de oliva ¡increíble!
  • De la huerta: sería delito no probar la ensalada griega. La del hotel Santorini Secret es la mejor que he comida en mi vida. Además, con unas vistas a la caldera impresionantes.
  • Aperitivo: Patatas con queso parmesano, tan típicas como unas bravas en España. Las puedes encontrar en todas las tabernas y son muy baratas ¡no te marches sin probarlas!
  • Dulce: para el postre o el desayuno, prueba el brioche trenzado Tsoureki y las bolitas de miel Loukomades.

Mis sitios favoritos para ir a cenar:

  • En la zona de Pyrgos, en el interior de la isla, podrás encontrar uno de esos puntos que relucen por su autenticidad y poco turisteo. El restaurante Metaxy Mas, al lado de la iglesia de Agios Charalampos, fue una de mis mejores experiencias y apenas vimos a gente que no fuese griega. Reserva y pide que te pongan en la terracita con vistas a los valles.
  • El restaurante de Ambrosia en la zona de Oia. Éste sin embargo es un poco turístico (y caro) porque se grabó parte de la película Mamma Mia, pero la calidad es increíble y las vistas aún más.
  • El puerto de Ammoudi a los pies de Oia. Reserva mesa en la terraza para ver el atardecer.

3. Paseo en catamarán por la caldera

Sailing around the caldera in Santorini

Esto puede sonar un poco a ‘turismo masivo’ por la manera en la que te lo venden por toda la isla, pero la verdad es que es una experiencia increíble, ya que descubres muchos rincones de la isla y haces todo aquello que solo puedes hacer en barco.

Una de las paradas del paseo son los ‘hot springs’, unas aguas termales de color ‘marroncillo’. El calor viene en ráfagas del volcán por lo que depende del día podrás encontrarlas más o menos calientes (no te preocupes que quemarte que no te quemas).

También paras en las aguas de la ‘playa roja’. Prepárate para nadar en aguas cristalinas. Si quieres te puedes acercar a la orilla, pero no lo recomiendo. Piensa que los que están en la orilla se mueren de ganas por ser tú para estar lejos de las rocas y el calor que absorbe el acantilado rojo.

Te harán alguna parada para que hagas snorkel alrededor del volcán. La verdad que la visibilidad es muy buena y hay bastantes peces de colores.

Además, un plus para el paseo en catamarán es el colorcito que coges desde el barco sin pasar calor por la brisa.

Otra de las aventuras que puedes hacer en el mar es salir en kayak a las pequeñas cuevas del acantilado. Puedes encontrar información sobre este tipo de paseos en las webs www.santoriniseakayak.com y www.santorinikite.gr.

4. La playa de Theros

Qué hacer (o es mejor evitar) en tu viaje a Santorini - La playa de Theros

Aquí te voy a ser muy sincera. Seguramente te imagines Santorini con aguas cristalinas y playas paradisíacas, pero ¡cuidado! Por su carácter volcánico las playas son muy pequeñas, la arena es normalmente negra y de piedra, y por el calor que hace puedes parecer un faquir sobre las brasas. Además, a esto se suma que normalmente están abarrotadas de gente y es difícil encontrar sombrillas. Así que, si te acercas a alguna playa, que sea la de Theros. Es pequeñita y no es tan conocida por lo que es fácil encontrar hamacas y sombrillas (alrededor de unos 10€ para dos personas). Además, tiene un lounge bar, el Theros Wave Bar, y restaurante detrás con servicio de bebidas a la playa y puedes disfrutar con gusto del ‘morenito tostador’. ¡Sssshhh, es nuestro secreto!

Foto vía web oficial http://theroswavebar.gr/

5. Un atardecer inolvidable

Qué hacer (o es mejor evitar) en tu viaje a Santorini - Un atardecer inolvidable

Para ver el atardecer, te recomiendo tres sitios imprescindibles: el castillo de Oia, desde el puerto de Ammoudi y desde el faro; tres sitios muy diferentes que te darán tres experiencias inolvidables e incomparables ¡a veces no hace falta gastar dinero para disfrutar de una experiencia única!

Se dice que desde el castillo de Oia (al norte de la isla) puedes ver el atardecer más bonito del mundo. Es importante que si quieres verlo en condiciones vayas como mínimo una hora y media antes por la cantidad de gente que se despliega para cazar la mejor instantánea.

El atardecer desde el faro a mí me gustó más que desde el castillo. El faro se encuentra al sur de la isla y el plan perfecto es llevarte el picnic con un par de toallas y esperar a que el sol anaranjado se meta en el horizonte.

A los pies de Oia, en el puerto de Amoudi, hay bastantes restaurantes pesqueros y, si reservas mesa para las 7:30 de la tarde, puede que tengas la mejor cena del verano.

6. Consejos prácticos: Aeropuerto de Oia y Akrotiris

The Bronze Age ruins of Akrotiri in Santorini, Greece

Te recomiendo que vayas al aeropuerto con al menos 3 horas de antelación. Si no vas con tiempo de sobra (y remarco ‘de sobra’) es posible que te de un ataque al corazón, además de perder el vuelo. El Aeropuerto de Oia no es un aeropuerto organizado, y esto supone, entre otras cosas, que todos los vuelos se manejen desde las mismas ventanillas de check-in. Esto hace que se formen largas colas que salen de la terminal. Pero no será la única fila en la que tendrás que esperar, aún te queda otra para facturar las maletas y otras dos más para el control de seguridad. Así que insisto, ve con tiempo para que nada te amargue el final de tus vacaciones. Aquí podrás encontrar las mejores ofertas para volar a Santorini. 

En cuanto a las visitas, hay una excursión que no te recomiendo hacer: las ruinas de Akrotiris y su castillo. En mis viajes siempre intento hacer una escapada más cultural y me recomendaron ir al completo de Akrotiris, algo que según mi experiencia no merece la pena. La entrada es un poco cara: 25 euros; además los planfletos de información solo están disponibles en ruso (ni siquiera en griego, italiano o inglés). A ello se une que, al ser un espacio protegido por el gobierno griego, la crisis ha tenido un gran impacto sobre él. Las instalaciones dejan mucho que desear y el personal está totalmente desmotivado por la falta de recursos para el mantenimiento del recinto.

 

¿Tienes alguna sugerencia para visitar (o evitar) en Santorini? ¿Tienes pensado visitar esta isla mediterránea en tus próximas vacaciones?  Cuéntanoslo en nuestro Twitter @TravioorES o en nuestra página de Facebook.booking ce

Irene López Martínez Como creadora y CEO de Travioor, Irene se considera una afortunada al poder combinar su trabajo con viajar. Su último reto es hacer la vida de los viajeros tan auténtica como sea posible. Ha visitado más de 46 países y ha disfrutado de experiencias como nadar con tiburones en la Polinesia Francesa o ver el desove de las tortugas en Costa Rica, dos de sus experiencias favoritas.