Por qué Camboya debería ser tu próximo destino

9 de septiembre, 2016

Si cuando te hablan de Camboya, lo primero que te viene a la cabeza es guerras y pobreza, quizá tengas algo de razón. Sin embargo, hoy este país es mucho más que eso. Camboya es una joya cultural y paisajística y desde Travioor te damos los consejos necesarios para que la descubras.

Entendiendo Camboya

Camboya es un país situado al sur de la península de Indochina en el que se calcula que viven alrededor de 15 millones de personas. Esto lo convierte en un país pequeño comparado con sus vecinos: Laos, Tailandia y Vietnam. Si al leer el nombre de los demás países te has dado cuenta de que cualquiera de ellos te resulta más familiar puede ser porque la reciente historia de Camboya, marcada por un régimen dictatorial, ha hecho que este país quede relegado a nivel turístico. Con esto no queremos decir que Camboya no sea un país turístico en el que el viajero no encontrará ninguna facilidad y sudará la gota gorda para comer algo sabroso, si no que es un país con mucho que ofrecer, deseando sorprender al turista con sus paisajes, su historia, sus playas y desde luego menos masificado que su vecina Tailandia.

¿Qué no te puedes perder?

Si bien no es un país muy extenso, es un país que ofrece actividades y visitas para todos los gustos. Déjate sorprender por ruinas milenarias, disfruta de sus gentes, prueba su gastronomía, bucea en aguas paradisíacas o practica trekking por la jungla. ¿Te empieza a sonar apetecible? Si la respuesta es sí, aquí te damos algunas de las visitas que hacen para nosotros de Camboya una parada obligatoria.

1. La magia de Angkor Wat

Angkor Wat Cambodia Reflection

Podríamos estar escribiendo durante días y nunca acabaríamos de plasmar la magia de estas ruinas en palabras. El enorme complejo, que antaño alcanzaba la magnitud de la actual Nueva York, es a día de hoy un conjunto de ruinas magnificas en el bosque en el que pasarás una (o las jornadas que elijas) maravillándote con lo poco que nos queda de lo que debió ser uno de los mayores imperios.

¿Qué paso allí? ¿Cómo lo construyeron? ¿Por qué lo abandonaron de un día a otro? Estas dudas, y muchas más que te surgirán, tendrás que tratar de descifrarlas tu mismo.

2. Descubre su historia con S21, Killing Fields y Killing Cave

Por qué Camboya debería ser tu próximo destino - 2. Descubre su historia con S21, Killing Fields y Killing Cave

Camboya, como comentábamos, es un país también marcado por la desgracia y la tiranía de un dictador. A lo largo de todo el país podemos encontrar recordatorios de la crueldad de esos años; tanto en los centros de concentración, como en las famosas “Killing Caves”; cuevas en las que asesinaban y arrojaban los huesos de los contrarios al régimen.

En sólo 4 años de régimen de terror (1975- 1979) los jemeres rojos acabaron con un cuarto de la población. Visitar los recintos dispuestos para ello es una visita muy interesante para el turista ya que es una manera de entender la sociedad actual camboyana, tan marcada por una desgracia muy reciente. Sin duda un imprescindible

3. Mézclate con la gente local en Battanbang

Por qué Camboya debería ser tu próximo destino - 3. Mézclate con la gente local en Battanbang

Se trata de la segunda ciudad más poblada del país aunque y aunque a priori no tiene nada especial, respira amabilidad y buen ambiente.

Sus pequeños bares y locales abiertos en chaflán invitan a pasear sin prisa y a degustar algún plato típico de su gastronomía mientras charlas con un local. Déjate guiar por los voluntarios que salgan al paso con ganas de conversación y no te olvides de visitar la Cueva de los Murciélagos, un espectáculo asombroso si no has visto ninguno anteriormente.

4. Juega a imaginar los veranos de la alta sociedad en Kampot y Kep

Por qué Camboya debería ser tu próximo destino - 4. Juega a imaginar los veranos de la alta sociedad en Kampot y Kep

Kampot y Kep son dos ciudades costeras al sur de Camboya que en los años dorados del país fueron segunda residencia de la burguesía. A día de hoy la ciudad de Kampot se ha convertido en una urbe llena de vida con muchos extranjeros expatriados convertidos en orgullosos poseedores de hostales, bares, restaurantes…

Una vez más se trata de una ciudad en la que disfrutar del lento paso del tiempo, dejarse deleitar por las cafeterías de dueños australianos, pasear por las orillas del río y realizar deportes de aventura como el trekking o el kayaking. Kep, que sufrió más la decadencia post burguesa, es a día de hoy una suerte de ciudad fantasma en la que podemos pasear entre mansiones semi abandonas con increíbles vistas al mar.

Además, esta ciudad es muy famosa por el mercado de cangrejos que es una atracción muy interesante tanto para locales como turistas. Pasea entre sus puestos, aprende a regatear por el mejor precio y finalmente decide comprar el cangrejo en el mercado o bien opta por dejarse agasajar en los restaurantes colindantes al mercado. Te avisamos desde ahora que querrás repetir.

5. Disfruta del paraíso en las playas de Koh Rong Samloem

Por qué Camboya debería ser tu próximo destino - 5. Disfruta del paraíso en las playas de Koh Rong Samloem

Imagina una pequeña isla, con unos poco bungalows en la arena. Aguas cristalinas llenas de fauna marina y arenas blancas sólo para ti y algún que otro afortunado más. Suena bien, ¿vedad? Este paraíso existe y se llama Koh Rong Samloem. Si alguna vez has indagado sobre Camboya habrás leído sobre Koh Rong, pero como en Travioor mimamos mucho a nuestros lectores, os contaremos que el verdadero paraíso es la pequeña isla de Koh Rong Samloem donde podrás disfrutar con toda tranquilidad de los mejores atardeceres y anocheceres.

 

¿Conocías este país? ¡Cuéntanos que te ha parecido! Tweeteanos a @TravioorES o déjanos un comentario en nuestra página de Facebook.

Monika Goikoetxea Comunicadora de profesión y viajera de vocación. Tras haberse movido lo que ha podido dentro de Europa, decidió que era el momento de liarse la manta a la cabeza y la mochila a la espalda y embarcarse en un viaje que le llevó a viajar siete meses entre Australia y el sudeste asiático. Siempre planeando una nueva aventura.