La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder

9 de febrero, 2017

Ponte tu camiseta marinera y tus botas de agua. No olvides un par de gafas de sol y una buena cámara de fotos. Nos vamos a la Costa Vasca y es tan impredecible como bonita.

Euskadi, al igual que el resto de comunidades, no queda exenta de tópicos. Es más, acumula muchos de ellos y diría que ha aprendido a convivir con estas creencias populares: que si llueve 365 días al año, que si no se liga, que si somos muy brutos, que si todo es a lo grande… Y bueno, tenemos que reconocer que, aunque algunas de ellas puedan tener su parte de verdad (sí, llueve muchísimo) lo cierto es que Euskadi ha ganado mucho potencial turístico durante los últimos años.

Euskadi es destino para aquellos a quienes el tiempo no les influya demasiado, pero también es destino para los que aman el diseño, la naturaleza, el mar, el deporte, la cultura popular y el turismo gastronómico.

Por eso, acercarse hasta nuestra comunidad puede ser una opción muy atractiva para la próxima escapada que estés planeando, y estamos seguros que no faltarán quienes te hablen de las maravillas de la “nueva Bilbao”, alaben “el marco incomparable de Donostia” o te animen a visitar Vitoria, “la ciudad verde de Euskadi”.

Sin embargo, mi propuesta va un paso más allá, y como buena amante del mar, me acerco hacia la costa para proponer una lista, de lo más subjetiva, de los pueblos costeros de Euskadi que merecen tu visita en tu próxima escapada.

Foto vía Flickr Alberto Varela.

1. Lekeitio

La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder - Lekeitio

Puede que ya en esta primera elección esté despertando la desconfianza de algunos lectores de pueblos vecinos que piensen que otras localidades como Ondarroa, Mutriku o Elantxobe merecen también aparecer en este listado. Y puede que estén en lo cierto porque todos esos pueblos mantienen, a día de hoy, la esencia de pueblo ballenero, pero Lekeitio es mi favorito por su pequeño puerto (totalmente integrado en el pueblo), por sus dos playas separadas por la ría Lea y el bonito paseo que las une, y por su isla de San Nicolás que se muestra más accesible cuando la marea baja.

Esta pequeña población de la comarca vizcaína de Lea Artibai bien merece una visita a su playa, su puerto y su casco urbano para disfrutar de su Basílica gótica de la Asunción de Nuestra Señora.

#Travioortip: Si quieres disfrutar del mar en su inmensidad, acercate hasta el Faro de Santa Catalina, donde encontrarás un bar con una terraza sobre el mar y el faro que harán las delicias de cualquier visita, especialmente en los días soleados.

2. Mundaka

La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder - Mundaka

El surf es otro de los grandes embajadores del País Vasco, y si éste tiene una catedral, esa es sin duda Mundaka. Esta pequeña población vizcaína conocida por su ola izquierda (recientemente declarada “Reserva del Surf”), está rodeada de montañas y tiene una bonita playa que prácticamente se junta al frente con otra de mis favoritas, Laida, que pertenece al municipio de Ibarrangelu y está declarada Reserva de la Biosfera. Frente a sus costas está la isla de Bermeo, Ízaro.

Como curiosidad, contar que la leyenda atribuye el nombre de Mundaka a la expresión latina Munda acua (agua limpia). Cuenta la crónica de Vizcaya escrita por Lope García de Salazar en el siglo XV que un navío escoces que traía a una princesa desterrada de su tierra encontró este lugar y lo llamo así por sus limpias aguas que contrastaban con la ría de Urdaibai.

Fantasías aparte, esta historia queda desmentida ya que la primera mención escrita de Mundaka data de 1070, pero a algunos nos gusta seguir creyéndolo.  

3. Bermeo

La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder - Bermeo

Esta pequeña localidad vizcaína es parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Construida en 1236, todavía a día de hoy tiene la pesca y la venta de conservas de pescado como su mayor motor económico.

El pueblo es un bonita localidad pesquera que tiene casas vascas tradicionales y un pequeño puerto, pero si por algo es conocida esta población es por su famosa isla: San Juan de Gaztelugatxe.

Esta es una de las joyas imperdibles de Euskadi. Un islote unido a la tierra por un estrecho camino de tierra firme con 241 escalones que te llevan hasta lo alto del islote presidido por la ermita de San Juan, que data del siglo X.

Una vez allí, es tradición tocar la campana tres veces para pedir un deseo. Antiguamente se pedía fertilidad o ahuyentar los dolores de cabeza. Además, desde esta posición privilegiada, podrás disfrutar de las vistas de la costa y del pueblo vecino de Bakio y su bonito cabo Matxitxako, a quien el grupo Tulsa dedicó una canción.

4. Zarautz

La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder - Zarautz

Otra de las mecas del surf, esta vez en Guipuzcoa. Esta pequeña localidad situada a pocos minutos de San Sebastián, es una villa de 1237 con tradición ballenera. Con el paso de los años y la desaparición de la ballena del Cantábrico, Zarautz fue desarrollando otros campos y a día de hoy se trata de una población con gran potencial turístico que llega a doblar su población en época estival.

Zarautz en verano es playa, surf, pintxos y fiesta. Pero a pesar de que en cuanto el sol sale a chulearse, los australianos pueblan las calles de Zarautz, esta localidad surfera siempre merece una visita: pasear por su malecón, hacer el paseo mañanero hasta la vecina Getaria (que tiene merecidísima otra visita), acercarse a la hora del vermut o del poteo a la plaza del Pilar o disfrutar de una comida con vistas en algunos de los restaurantes más famosos de la ciudad: Hotel Restaurante Karlos Arguiñano o Aiten Etxe.

5. Hondarribia

La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder - Hondarribia

Fuenterrabia, Hondarribia en Euskera, es un pueblo guipuzcoano situado en la desembocadura de la ría Bidasoa, que es la que ejerce la separación entre esta población la primera población de Francia, Hendaya.

Esta localidad guipuzcoana es mayormente turística, aunque tiene el ritmo de vida de un pueblo costero tradicional. Con su calle principal llena de bares y pequeños comercios, podrás disfrutar de un agradable paseo que nos dirige hasta la zona alta del pueblo, hasta el casco antiguo presidido por el Castillo de Carlos V, la Plaza del Obispo, el Palacio de Casadevante y la Parroquia. Pasea por sus calles adoquinadas, y disfruta de los restos de muralla medieval mientras vislumbras el pueblo, y la costa desde las alturas.

#TravioorTip:  Acércate al paseo Butrón y coge el barquito que te acercará hasta Hendaya. En un trayecto de unos 15 minutos estarás en otro país. Te recomendamos pasear por su extensa playa, picar algo en la zona de Sokoburu y, si te sientes con fuerzas, subir hasta el Castillo de la Abadía. Las vistas merecen la pena.

foto vía Flickr Pasos y Pedales.

6. Getxo

La Costa Vasca: 6 pueblos marineros con encanto que no te puedes perder - Getxo

Este municipio situado en la margen derecha de la ría de Bilbao, forma parte de lo que conocemos como Gran Bilbao y, si hay algo por lo que destaca, es por la gran cantidad de palacetes e impresionantes viviendas construidos por la burguesía durante la época de la industrialización.

Esta localidad cuenta con cinco grandes barrios que prácticamente funcionan como localidades independientes, o al menos tienen identidad como tal: Las Arenas, Romo, Neguri, Santa María de Getxo y Algorta.

Santa Maria de Getxo es el barrio original, lo que en su día fueron un grupo de caseríos y casas que se apelotonaban en torno a la iglesia del pueblo.

Las Arenas y Neguri surgieron a finales del siglo XIX como zona residencial de la alta burguesía de la época.  Por lo que a día de hoy atesoran grandes construcciones y palacetes y a día de hoy sigue siendo la parte de la ciudad más adinerada. En Las Arenas es donde se encuentra el Puente Colgante de Vizcaya.

El barrio de Romo, que originalmente estaba separado de Las Arenas por las vías de tren, fue en su origen construido por la clase obrera y tenía forma de herradura.

Por último, estaría el barrio de Algorta. Se trata del más habitado de Getxo después de que en los años 70 las familias de clase media de la zona de Bilbao eligieran esta zona como residencia. A día de hoy, el Puerto Viejo de Algorta es uno de mayores atractivos.

Estas callecitas, que sirvieron de escenario para la película “Un poco de chocolate” basada en la novela de Unai Elorriaga “Un tranvía a SP”, mantienen a día de hoy el encanto de un pequeño pueblo pescador. Especialmente muy cercano a los palacetes, pero conceptualmente bastante distanciado, este pequeño barrio todavía puede presumir de sus coloridas y desordenadas casa de pescadores que lucen orgullosas una placa con su nombre y el año en el que fueron construidas.

Es indispensable acercarse hasta aquí un domingo a la mañana para pasear por sus calles, y disfrutar de unos potes y unas rabas en el Txomin.

Travioorfact: ¿Sabías que cuenta la leyenda que fue en estas calles donde se inventó el Kalimotxo?

Si todavía te faltan razones para acercarte hasta Getxo, mencionaremos que este municipio cuenta con ocho playas dentro de sus fronteras: Las Arenas, Ereaga, Arrigunaga, Aizkorri-Gorrondatxe, Barinatxe, La Bola, Tunelboca y la playa del Puerto Viejo.  

#Travioortip: Coge un coche y recorre la costa para disfruta de las mejores playas salvajes, salpicadas de surfistas, amantes de la fotografía y acantilados.

 

¿Conoces estos pueblos? ¿Crees que nos hemos olvidado el tuyo y es imperdonable? ¡Háznoslo saber! Tweeteanos a @TravioorES déjanos un comentario en nuestro Facebook.

Monika Goikoetxea Comunicadora de profesión y viajera de vocación. Tras haberse movido lo que ha podido dentro de Europa, decidió que era el momento de liarse la manta a la cabeza y la mochila a la espalda y embarcarse en un viaje que le llevó a viajar siete meses entre Australia y el sudeste asiático. Siempre planeando una nueva aventura.