Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo

28 de octubre, 2016

Estoy segura de que has oído hablar de la Ruta 66 pero... ¿qué sabes de las Montañas Rocosas (Las Rockies) de Canadá? La ruta de 230 km que cruza la provincia canadiense de Alberta tiene la mayor concentración de belleza natural entre montañas, osos, glaciares, cañones y lagos turquesas.

Si no puedes refrenar tu espíritu aventurero y te gusta respirar aire puro en plena naturaleza, la carretera que cruza el Parque Nacional de Banff y Jasper, la Highway 93, tiene que ser tu próximo destino. Y para comenzar a preparar el viaje, te dejo mis sugerencias y recomendaciones con las paradas imprescindibles (de sur a norte) que harán que tu viaje sea inolvidable. Ten en cuenta que la Highway 93 está perdida en el medio de la nada así que, tu compañero de viaje idea además de con quien decidas compartir esta aventura, será un coche que podrás alquilar en Vancouver o Calgary.

Kit de supervivencia:

  • No hay apenas gasolineras, así que siempre que veas una estación de servicio, para y rellena el depósito aunque te quede más de la mitad (me lo agradecerás).
  • Lleva comida y bebida en el coche siempre porque no hay sitios donde parar a comprar NADA.
  • Lleva spray anti osos en la mochila (y no es broma).
  • Para caminar es imprescindible que lleves botas de nieve/hielo.
  • Una buena cámara para capturar los colores de los lagos, glaciares y los arces.

Y para que no te pierdas nada, te resumo las 6 paradas imprescindibles que debes hacer en la Highway 93:

1. Lago Louise

Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo - Lago Louise

No hay mejor manera de comenzar el viaje que con un paseo que es una auténtica explosión de color: el increíble turquesa intenso del Lago Louise, a los pies de las montañas salpicadas de rojo por miles de arces. ¿Y qué me dices del 'efecto espejo' del lago? Es, sin duda, una imagen natural de perfección absoluta de la naturaleza.

Mi recomendación es que tengas en mente unas 5 horas para esta parada y que vayas cargado de energías. Hay un pequeño camino que discurre a lo largo del lago y sube en zigzag por las montañas. Al llegar a la cima podrás ver las avalanchas y tendrás la mejor panorámica sobre el lago, las montaña y el glaciar.

2. Lago Bow y sus cataratas

Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo - Lago Bow y sus cataratas

El lago Bow y sus cataratas son otra paradita obligatoria en nuestro recorrido. Se trata de un lago de origen glaciar y su característica particular está en las increíbles cataratas de su montaña. Espero que estés en buena forma, porque prepárate para caminar unos 3,5 km. a lo largo del lago, otros 4,7 km. a las cataratas y subir unas cuantas escaleras para disfrutar de la recompensa... ¡Créeme, merece la pena!

3. Lago Peyto

Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo - Lago Peyto

Si estás preparado para cruzar Winter Wonderland este es el sitio perfecto. La ruta tiene una duración de unos 20 minutos andando entre pinos repletos de nieve para llegar al lago turquesa de Peyto, también de origen glaciar. Este es uno de los sitios que impresionan por su extrema belleza sin necesidad de filtros de Instragram. Durante el verano las rocas desprenden pequeñas partículas que dan al lago ese color tan especial y te hacen volver a confiar en esas imágenes de postales con las que nos premia la naturaleza. 

4. Cañón Mistaya

Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo - Cañón Mistaya

Y del agua de los lagos, a un paisaje dominado por los cañones. A solo 0,5 km. de paseo, llegarás al río Mistaya. No hay mucha gente que se detenga aquí en su ruta y, en mi opinión, es la mejor parada. El río discurre con muchísima fuerza creando el cañón. Mi recomendación es que te saques los bocadillos de la mochila... y disfrutes. Al estar en la cuna de la montaña y protegido por la vegetación, la temperatura ronda los 10 grados. La vista es increíble y el sonido del agua es impresionante, mucho mejor que en un restaurante Michelin.

5. Parker Ridge

Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo - Parker Ridge

Esta es la mejor parada para ver el Glaciar Saskatchewan. La caminata es bastante sencilla en esfuerzo y tiempo para la recompensa que recibes a cambio, así que asegúrate que llegas hasta el final. La ruta es de unos 5 km. con una elevación de 216 metros. En la subida podrás ver el Glaciar Hilda y, cuando llegas a la cima, el cambio de temperatura es altísimo (recuerda que estás en un glaciar), así que lleva algo para cubrirte la cara para la brisa 'helada' y así no tendrás que darte la vuelta. Al final del camino podrás ver el delta creado por el deshielo del glaciar Saskatchean en los últimos cientos de años.

6. Glaciar Athabasca

Highway 93 Canadá: Paradas obligatorias en la carretera de los Campos de Hielo - Glaciar Athabasca

Este glaciar es uno de los más impresionantes de los 'Columbia Icefields'. Por desgracia, el cambio climático ha hecho que se reduzca uso 5 metros de altura al año, por lo que echando una cuenta rápido, en los últimos 125 años se ha visto disminuido en 1,5 km. El glaciar cubre unos 6 km cuadrados y, si tienes la suerte de ir de abril a octubre, podrás usar los snow coaches para ir al borde del glaciar, llenarte la botella con agua del glaciar y observar las vistas sobre el valle Sunwapta y las cataratas ‘Athabasca”.

Sin duda, algo que me ha impactado de este viaje ha sido el estado de conservación tan puro de los parques naturales de este país, un esfuerzo que hay que agradecer a Canadá y su población.

 

¿Qué te han parecido estos paisajes? ¿Añadirías alguna parada más a la lista? Cuéntanoslo todo en nuestro Twitter @TravioorES o en nuestra página de Facebook. 

Irene López Martínez Como creadora y CEO de Travioor, Irene se considera una afortunada al poder combinar su trabajo con viajar. Su último reto es hacer la vida de los viajeros tan auténtica como sea posible. Ha visitado más de 46 países y ha disfrutado de experiencias como nadar con tiburones en la Polinesia Francesa o ver el desove de las tortugas en Costa Rica, dos de sus experiencias favoritas.