Escapadas de Primavera en España: 5 paisajes que florecen a todo color

3 de abril, 2017

Girasoles, lavanda, cerezos o camelias. Colores, sabores y olores que florecen en estos meses y que hacen aún más bonitos los campos de la geografía española y, por qué no, son la excusa perfecta para una escapada de lo más primaveral. ¡Prepara tu cámara y tus sentidos!

Asómate a nuestro caleidoscopio de colores que nos vamos de ruta por los campos de la geografía española porque... ¡ha llegado la primavera!  Y como la primavera nos altera un poquito (digamos que en términos generales), vamos a pasar del gris y la lluvia del invierno, a los días más largos, más horas de sol para nuestras pieles blanquecinas y color ¡mucho color!

Con la primavera llega también el fenómeno natural de la floración y es el momento perfecto para una escapada con un toque más campestre para disfrutar de los cerezos en flor, la lavanda o los girasoles (porque no hace falta irse a la Provenza o la Toscana para empaparse de este arcoiris natural). Y además del color, los campos también se tiñen de aromas y actividades que surgen en torno a sus pueblos como ferias, conciertos o degustaciones gastronómicas. ¿Dispuesto a disfrutar de este espectáculo sensorial? ¡Prepara tu cámara y tu perfil de Instagram, que esta vez no te harán falta los filtros!

1. Cerezos en flor

Escapadas de Primavera en España: 5 paisajes que florecen a todo color - Cerezos en flor
  • Dónde: en España este espectáculo se puede disfrutar en el Valle del Jerte, al norte de la provincia de Cáceres. Está zona natural está atravesada por la carretera N-110 que baja desde Ávila pasando por el Puerto de Tornavacas hasta Plasencia. El Valle del Jerte está a poco más de 3 horas de Madrid. 
  • Mejor momento para ir: La floración de los cerezos no tiene una fecha exacta ya que varía cada año en función de la meterología (si las temperaturas son más frías, la floración se retrasa y dura más tiempo), aunque lo normal es que se produzca entre el 20 de marzo y el 20 de abril. Si quieres saber el estado exacto del valle, lo mejor es que consultes la página de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte, con información actualizada a diario del estado de floración. Tienes que tener en cuenta que no todos los cerezos muestran su flor a la misma vez, sino que según pasan los días el manto blanco se va expandiendo desde las zonas más cálidas del valle a las más frías. Si no puedes visitar la zona en el momento de la floración, no te preocupes porque el espectáculo continúa después, cuando el velo blanco desaparece y sale a la luz el verde de los castaños y los cerezos, los brezos con sus flores moradas o la retama amarilla. Un arcoiris natural. Y por supuesto, es el momento perfecto para degustar las riquísimas cerezas que se recogen durante los meses de mayo, junio y julio. 
  • Te lo recomendamos porque... es posiblemente uno de los jardines naturales más bonitos cultivados por el hombre, con su belleza efímera que tiñe las laderas del valle y su lluvia de pétalos cayendo para dar lugar al comienzo de la recolección de las cerezas. 
  • Actividades: La Fiesta del Cerezo en Flor está declarada de Interés Turístico Nacional y alrededor del espectáculo natural se celebra  un completo programa de actividades que engloba ferias, degustaciones, catas de cereza, exposiciones, rutas de senderismo, jornadas de puertas abiertas en cooperativas agrícolas, recreaciones y representaciones de la vida del Valle del Jerte... la oportunidad perfecta para conocer las tradiciones, leyendas y costumbre de la zona. 
  • Dónde alojarse: Para un ambiente rural de lo más agradable te recomendamos alojarte en la Finca El Carpintero, en Tornavacas (parte alta del Valle), En pleno pueblo cerezero y con increíbles vistas te recomendamos la Hospedería Valle del Jerte, o si lo prefieres puedes desplazarte a Plasencia y alojarte en el Parador, un antiguo convento del siglo XV, en el centro histórico de la ciudad. 

Foto vía web página oficial Turismo Valle del Jerte. 

2. Campos de lavanda

Escapadas de Primavera en España: 5 paisajes que florecen a todo color - Campos de lavanda
  • Dónde: aunque parezca la Provenza francesa, estos campos de lavanda se encuentran en Brihuega, en la provincia de Guadalajara; a unos 90 km. de Madrid. 
  • Mejor momento para ir: en julio, cuando tiene lugar la floración de casi 1.000 hectáreas de plantación de lavanda; y el campo se tiñe de azul y morado en miles de surcos que ofrecen un paisaje casi mágico. Se cultivan dos variedades, la lavanda utilizada para alta perfumería, cosmética, medicina y restauración; y la lavandina para decoración y perfumería.
  • Te lo recomendamos porque... el espectáculo es increíble, por el color y el olor a puro perfume y limpio que podrás respirar paseando por el entorno. La puesta de sol es el telón de fondo al paisaje. Además te recomendamos que aproveches la escapada para visitar otros pueblos cercanos de la Alcarria, como el propio Brihuega o Pastrana. 
  • Actividades: hace años, la recolección de la planta se celebraba con una pequeña fiesta familiar y local al atardecer. Este pequeño evento ha derivado desde hace alrededor de cinco años en el Festival de la Lavanda, abierto al público y que se celebra a finales del mes de julio con la música y el entorno natural como principales protagonistas. Dress code recomendado: ve vestido de blanco, con zapatos cómodos y déjate llevar. 
  • Dónde alojarse: para una experiencia sensorial completa, te recomendamos alojarte en el Hotel Niwa, que además de una decoración muy cuidada en sus instalaciones, cuenta con piscina de hidromasaje termal, sauna finlandesa, duchas escocesas y baños turcos. Además, realizan masajes.

Foto vía web y Facebook Festival de la Lavanda.

3. Campos de girasoles

Escapadas de Primavera en España: 5 paisajes que florecen a todo color - Campos de girasoles
  • Dónde: Los campos de girasoles abundan en toda España y son fácilmente visibles desde la carretera de camino a tu escapadita rural. Podrás encontrarlos especialmente en la provincia de Burgos, en la comarca de Bureba, al norte de la provincia. En esta zona hay una gran producción en los campos que conectan los localidades de Briviesca con Poza de la Sal. También podrás disfrutar de estas plantaciones amarillas en Andalucía (Sevilla, Córdoba y Málaga principalmente), o en Castilla La Mancha. 
  • Mejor momento para ir: El mejor momento para disfrutarlos comienza en primavera, pero es en verano cuando alcanzan su máximo esplendor, previo a la cosecha en otoño, y la manta amarilla contrasta con el típico cielo azul intenso del verano. 
  • Te lo recomendamos porque... es todo un espectáculo natural, ya que con la salida del sol, estas plantas comienzan su particular danza buscando el sol y van moviéndose, sin perder el ritmo, de este a oeste siguiendo al astro. Suelen estar rodeados de campos de trigo y olivos (u otros árboles de secano), un auténtico espectáculo dorado incluso para el mismísimo Van Gogh. 
  • Actividades: Existen varias rutas relacionadas con los campos de girasoles, pero nos ha llamado especialmente la atención vinculación de estos campos amarillos con el viajero japonés. Además de que para los japoneses el amarillo es el color del poder que simboliza el oro, esta afición por visitar los campos de girasoles españoles también está relacionada con la marca japonesa Toyota, que los usó como escenario para la presentación de sus vehículos; convirtiéndose en un auténtico reclamo y generando una vinculación casi mística entre estos campos y los turistas nipones. Así que no te extrañe encontrarte con estos turistas, cámara en mano, sobre todo en Sevilla y Córdoba. 
  • Dónde alojarse: En Burgos tienes infinitas opciones de alojamiento rural, además de hoteles en la propia capital vigilada por las torres de su imponente catedral. Por su buena relación calidad precio, te recomendamos el alojamiento rural Camino Condal, al norte de Burgos en la localidad de Oña, desde donde podrás desplazarte a ver los campos de girasoles, visitar Burgos o Santo Domingo de la Calzada. Si optas por la visita a los campos de girasoles en el sur de España, te recomendamos que te alojes en Frenteabastos Hotel & Suites, en la localidad sevillana de Carmona, un espacio con todo el encanto andaluz muy próximo a los campos de girasoles.

4. Ruta de las Camelias

Escapadas de Primavera en España: 5 paisajes que florecen a todo color - Ruta de las Camelias
  • Dónde: Podrás disfrutar de este paisaje especialmente en las provincias de A Coruña y Pontevedra, que concentran el eje principal del itinerario de la Ruta de las Camelias, en una línea que recorre Galicia de norte a sur, paralela a la costa.
  • Mejor momento para ir: durante los meses de marzo y abril. 
  • Te lo recomendamos porque... aunque no necesitamos una excusa para visitar Galicia, esta ruta nos traslada a un recorrido con un toque romántico y barroco por palacios, pazos y jardines de la comunidad galleda decorados con esta flor, calificada de 'invierno' una especie botánica que casi se considera un símbolo identitario y cultural para la comunidad. Durante el recorrido podrás disfrutar de 80 especies distintas de camelia, así como 30.000 variedades de su flor.
  • Actividades:  La Ruta de la Camelia está organizada por varias instituciones, entre ellas, Turismo de Galicia y la Sociedad Española de la Camelia. La ruta recorre 12 pazos y jardines, públicos y privados, entre ellos el pazo Quiñones de León (Vigo), que cuenta con un camelio cuya copa mide más de 15 m de diámetro; la Casa Museo de Rosalía de Castro, un lugar que en su momento sirvió de inspiración a la escritora, o el de Santa Cruz de Rivadulla, también llamado de Ortigueira, en Vedra (La Coruña), que presumen de ser los más antiguos de Europa. Existe además un completo programa de actividades en torno a esta planta con exposiciones y concursos.
  • Dónde alojarse: Entre flor y flor nos vamos a dar un capricho alojándonos en A Quinta Da Auga Hotel Spa Relais & Chateaux, un hotel ecológico de lujo lo más parecido a un pazo ubicado en un edificio reformado del siglo XVIII a las afueras de Santiago de Compostela. Además de un alojamiento de lo más cómodo cuenta con fuentes, un rió y jardines a rebosar de camelias. 

5. Piornos en flor

Escapadas de Primavera en España: 5 paisajes que florecen a todo color - Piornos en flor
  • Dónde: Los piornos son un matorral (de aproximadamente un metro de altura) muy característico de la Sierra de Gredos, en Ávila, a unas dos horas en coche de Madrid.
  • Mejor momento para ir: la floración comienza en mayo y dura hasta final de junio, momento en el que valles enteros de la Sierra de Gredos se cubren con su manto amarillo. Aire fresco, olor floral, aves y cabras montesas serán también tus acompañantes en esta escapada.  
  • Te lo recomendamos porque... es un espectáculo visual y, sobre todo, olfativo. Sus flores son de color amarillo intenso y desprenden un fuerte olor similar al de la vainilla, perfecto para acompañar tu ruta y disfrutar de la primavera con todos los sentidos. 
  • Actividades: además de las rutas por la sierra, a finales del mes de mayo se celebra el Festival del Piorno en flor que consiste en una subida a los cerca de 60 miradores que permiten observar la estampa a lo largo de 65.000 hectáreas.
  • Dónde alojarse: como te proponíamos anteriormente en los alojamientos del Valle del Jerte, Tornavacas puedes ser una gran punto de partida para ambas rutas, y disfrutar del blanco de los cerezos y el amarillo de los cerezos en una escapada primaveral de lo más completa. La localidad abulense de Navarredonda de Gredos también es un buen lugar para tomarlo como campamento base. Para presupuestos más ajustados te recomendamos el hostal Refugio de Gredos, o el Parador de Gredos, con increíbles vistas de la campiña castellanoleonesa. 

¿Qué floración se da en tu zona? ¿qué otros paisajes añadirías a la lista? Cuéntanoslo en nuestra cuenta de Twitter @TravioorES déjanos un comentario en nuestro Facebook.

Nazaret León “Toda aventura comienza con un sí”. Y así han comenzado muchos de los desafíos, viajes y peripecias de Naza, una periodista que siempre ha buscado poder escribir sobre lo que le gustaría leer. En sus viajes intenta no perderse un atardecer y es incapaz de orientarse con un mapa. De plegarlo, ya ni hablamos.