¿Dónde comer chocolate con churros (o porras) en Madrid?

22 de diciembre, 2016

Recién hechos, crujientes por fuera y cero aceitosos. Así dicen los expertos que son los churros perfectos, y en Travioor recorremos Madrid para recomendarte 5 bares y cafeterías donde degustar un rico chocolate con churros o porras.

Solo el bocadillo de calamares, el cocido o los callos pueden rivalizar con el chocolate con churros o porras en el top de los platos más típicos de Madrid. Y puestos a ser castizos, te proponemos una ruta por 5 de las mejores cafeterías para degustar un buen chocolate con churros, perfecto para un desayuno o merienda hipercalórica (pero riquísima) y que cumplirá su función para llevarte ‘de Madrid al cielo’.

1. Chocolatería San Ginés

¿Dónde comer chocolate con churros (o porras) en Madrid? - Chocolatería San Ginés
  • Dirección: Pasadizo de San Ginés, 5. Metro Sol.
  • Horario: Abierto las 24 horas, 365 días al año.
  • Precio: Una taza de chocolate y una ración de churros o porras cuesta 4€.
  • Debes probar... solo venden chocolate, churros y porras, por lo que su especialidad es máxima. 
  • Página web: http://www.chocolateriasangines.com/

Hablar de chocolate con churros en Madrid es hablar de San Ginés, un local lleno de solera perfecto para coronar una noche de fiesta o una reunión familiar por el centro de Madrid. Se fundó en 1894 y está muy cerca de la Puerta del Sol, lo que le añade aún más carácter tradicional y castizo. La chocolatería sirvió de escenario a Valle-Inclán para su obra Luces de Bohemia, con sus mesas de mármol blanco y azulejo en las paredes. Como curiosidad, en 2010 San Ginés salió de Madrid para abrir su primera franquicia ni más ni menos que en Tokio. Más tarde han caído rendidos al poder del churro en Shanghai y Bogotá. 

¿Sales esta noche? No te olvides del chocolate con churros de San Ginés, toda una institución en Madrid. Y además buscas alojamiento, te recomendamos alojarte en los Apartamentos Arenal Suite, ya que se ubican a solo 200 metros de la Puerta del Sol y la plaza Mayor, y por lo tanto tendrás la chocolatería San Ginés justo al lado para poder desayunar cada día. 

Foto vía Facebook San Ginés

2. Chocolatería Valor

¿Dónde comer chocolate con churros (o porras) en Madrid? - Chocolatería Valor
  • Dirección: Calle Conde de Peñalver, 43 / Paseo de las Acacias, 25 / Calle Ibiza, 33 / Calle Postigo de San Martín, 7.
  • Horario: 8 a 22/22:30h. 
  • Precio: Taza de chocolate: 2,6€ y ración de 4 churros tejeringos (churro castizo que se moja en azúcar): 1,7€. 
  • Debes probar... al ser especialistas en chocolate, te recomendamos que pruebes algún sabor distinto de su amplia carta ¡no sabrás cual elegir!. 
  • Página web: http://www.chocolateriasvalor.es/

La conocida marca de chocolates Valor se ha hecho un hueco también entre los desayunos y meriendas de los madrileños con sus churros, además de su amplia variedad de chocolates. No es raro pasar por cualquiera de los locales de Chocolaterías Valor en el centro de Madrid y encontrar cola para entrar (señal inequívoca de que dentro se cuece algo bueno). Su concepto entre tradición y vanguardia atrae tanto a locales como a turistas, además del propio sello de calidad de la marca Valor. Además de los churros artesanos, cuentan con productos innovadores como granizado de chocolate, batidos o repostería casera. 

Si estás de escapada en esta ciudad churrera y buscas alojamiento, te recomendamos que te alojes por el centro de Madrid, ya que los puntos más turísticos están concentrados en esta zona y cuentas con una eficiente red de metro y autobuses para conectarlos. Nuestra recomendación es que te alojes en uno de los hoteles de la cadena Room Mate (Room Mate Laura, Room Mate Alicia, Room Mate Alicia, Room Mate Óscar)

Foto vía página web oficial. 

3. La Antigua Churrería

¿Dónde comer chocolate con churros (o porras) en Madrid? - La Antigua Churrería
  • Dirección: Calle de Bravo Murillo, 190 (Metro Estrecho) / Calle Conde de Peñalver, 32 (Metro Lista). 
  • Horario: 7/8:30 a 21:30h. 
  • Precio: Taza de chocolate: 2,1€ y ración de 4 churros: 1,2€. 
  • Debes probar... su chocolate a la taza de doble cocción acompañado de unos churros clásicos si no te gusta innovar, o rellenos (los de dulce de leche son riquísimos) si eres más arriesgado. Además, cuentan con envío de chocolate con churros a domicilio ¡un puntazo!.
  • Página webhttp://www.laantiguachurreria.com/

La Antigua es una churrería artesana y familiar que va ya por la cuarta generación. Su historia comenzó en 1913 con el primer local abierto por Julio Quiroga en Puente de Ventas, comenzando así un oficio que ha pasado de padres a hijos manteniendo el modo de hacer tradicional: harina de trigo, aceite de oliva, cumbreras de acero, manos de expertos y la cantidad exacta del ingrediente secreto que hace sus churros y porras tan especiales. Pero su carácter tradicional no les ha dejado anclados en el pasado, sino que han sabido adaptarse a las nuevas tecnologías y sirven sus productos a domicilio ¡para que ni la pereza te haga resistirte a un rico chocolate con churros! Su chocolate a la taza, con doble cocción, o los churros rellenos de dulce de leche son espectaculares, por cierto.

Si buscas alojamiento, te recomendamos pasar la noche en el  hotel Catalonia Goya, está a solo 10 minutos andando del local de la Calle Conde de Peñalver y además muy cerca de la 'milla de oro' madrileña y el Parque del Retiro ¿qué más se puede pedir?.

Foto vía página web oficial. 

4. Café Rocamar

¿Dónde comer chocolate con churros (o porras) en Madrid? - Café Rocamar
  • Dirección: Calle Santa Engracia, 35.
  • Horario: 7 a 21h. 
  • Precio: Alrededor de 4€ por una taza de chocolate y una ración de churros. 
  • Debes probar... ‘chamberosquis’ y ‘rechupetes’ (sigue leyendo que te contamos lo que son un poquito más abajo).
  • Página de Facebook

Animando los desayunos del barrio de Chamberí, el Café Rocamar sirve su chocolate con churros y porras desde 1967, con la calidad de lo que ‘se hace en el momento’ y que se nota nada más probar sus productos. Pero si por algo son famosos en el Rocamar son por sus ‘chamberosquis’ y ‘rechupetes’. Si no tienes ni idea de lo que estoy hablando, tienes que ir a probarlos sin falta: uno son churros rectos y más gordos y lo otro porras abiertas con chorro de aguardiente de hierbas en el centro ¡Descubre qué es cada cosa!.

En el barrio de Chamberí cuentas con multitud de hoteles y apartamentos donde alojarte. En nuestra selección te recomendamos el Hotel Petit Palace Santa Bárbara en Alonso Martínez (muy cerca del Bar Rocamar) lo que supone una ubicación perfecta para recorrer chamberí, la zona de los museos en el Paseo del Prado y salir de fiesta por la zona de Alonso Martínez. Además cuentan con wifi gratuito y es una antiguo palacio de los marqueses de Quintanar reformado sin perder su encanto. 

Foto vía perfil de Facebook.

5. Churrería Siglo XIX

¿Dónde comer chocolate con churros (o porras) en Madrid? - Churrería Siglo XIX
  • Dirección: Avenida de la Albufera, 270 (además cuentan con locales en Vallecas y San Sebastián de los Reyes). 
  • Horario: 5:30 a 13:00h. / 17.00 a 21:00h. 
  • Precio: Taza de chocolate y 5 churros por aproximadamente 3€.
  • Debes probar... Porras muy ricas, y además con fama de ser las más grandes de Madrid. 
  • Página web: http://www.churreriasigloxix.com/

Las Churrerías Siglo XIX se caracterizan por su ambiente familiar y, sin ninguna duda, por su producto de calidad, especialmente los churros elaborados de manera artesanal y tradicional (de los que confieso que soy una gran fan). Y si eres más de porras, te aseguro que tampoco defraudan y tienen fama de ser de las más grandes que se sirven en la ciudad. Es uno de esos locales que debes tener en tu lista de imprescindibles madrileños, para pasar... y quedarse. 

Si buscas vuelos baratos a Madrid, no dudes en pasarte por la página de Expedia y echarle un vistazo a sus ofertas.

¿No está tu chocolatería o churrería preferida en la lista? Cuéntanoslo en nuestra cuenta de Twitter @TravioorES déjanos un comentario en nuestro Facebook.

Nazaret León “Toda aventura comienza con un sí”. Y así han comenzado muchos de los desafíos, viajes y peripecias de Naza, una periodista que siempre ha buscado poder escribir sobre lo que le gustaría leer. En sus viajes intenta no perderse un atardecer y es incapaz de orientarse con un mapa. De plegarlo, ya ni hablamos.