Descubre los principales atractivos de la bella Praga

29 de diciembre, 2016

Giedre Brenciute descubre algunos de los lugares más imponentes de la capital checa

Praga te quitará el aliento gracias a sus coloridos edificios barrocos, iglesias góticas, calles empedradas y las espectaculares vistas panorámicas desde sus colinas circundantes. Si estás buscando una escapada romántica o una experiencia cultural única, Praga cautiva con su encanto, calidez y rica historia y, además, puede ser sorprendentemente económico. Giedre Brenciute explora algunas de las atracciones imponentes de la capital checa. 

1. Puente Carlos

On the Charles Bridge in Prague at sunrise.

El Puente Carlos es una joya arquitectónica del siglo XIV. Esta construcción de piedra está decorada con 30 estatuas de santos de estilo barroco; una construcción medieval verdaderamente impresionante. Camina por el puente para admirar las estatuas y las vistas del río antes de subir hasta sus torres, donde podrás disfrutar de unas increíbles vistas de toda la ciudad. Un hecho curioso es que durante la construcción del puente, se mezcló yema de huevo en el mortero para reforzar la mezcla. Muchos sostienen que esa es la razón por la que este puente ha aguantado numerosas inundaciones. 

2. Plaza de la Ciudad Vieja

People wandering Prague's Old Town Square and a view of the city.

La plaza de la Ciudad vieja de Praga te transportará hasta tiempos pasados donde reyes y reinas caminaban por esos mismos suelos. A pesar de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, el centro histórico de la ciudad se las ingenió para acabar relativamente poco dañado y ha sido nombrado Patrimonio Histórico por la UNESCO.

La plaza de la ciudad vieja tiene más de mil años y muestra un excepcional trabajo en las casas de los mercaderes y las iglesias. Es especialmente recomendable para visitar en Navidad y Semana Santa cuando la plaza se llena de mercados y decoraciones.

3. Reloj Astronómico

Prague's Astronomical Clock.

El reloj astronómico más antiguo del mundo está situado en el corazón de la antigua ciudad de Praga. El show más excitante de la ciudad se celebra al marcar cada nueva hora: dos pequeñas ventanas del reloj se abren y unas pequeñas figuras de los apostoles saludan a la ciudad mientras la figura de un esqueleto toca la campana. Este reloj es un símbolo de la remarcable artesanía de la ciudad.

4. Castillo de Praga

A distant view of Prague Castle across the river at night.

El Castillo de Praga consta en el libro Guinness de los Records como el Castillo antiguo más grande del mundo. Podrías emplear el día admirando la grandeza de los palacios, las iglesias los halls y los patios con su arquitectura gótica, barroca y renacentista y por la tarde disfrutar de un concierto de música clásica en un área de lo más espectacular- la Basílica de San Jorge, la iglesia más antigua en el complejo del Castillo de Praga

5. Vysehrad

View from the water of Vysehrad or Castle on the Heights.

Vysehrad  es una Antigua Fortaleza y un bonito lugar para relajarse. Mientras estás aquí, visita las majestuosas Iglesias de San Pedro y San Paul, un cementerio de los héroes de la Republica checa y el edificio más antiguo de Praga- La Rotunda de San Martin. Vysehrad tiene también un vasto y pacifico parque en el que puedes dar un paseo entre las hojas en otoño, hacer un picnic en verano o pensar en tus experiencias en ciudad mientras disfrutas del paisaje nevado en invierno. 

¿Has estado en Praga? ¿Tienes alguna recomendación que hacernos?  Déjanos tus opiniones en Twitter a @TravioorES o en nuestra página de Facebook.

Si te has quedado con ganas de saber más sobre Praga, visita nuestra web y si estás pensando en pasar un fin de semana, descubre como aprovechar al máximo tus horas en la ciudad con nuestro post sobre Qué ver en Praga en dos días.

Encuentra vuelos baratos a Praga aquí

 

Giedre Brenciute Giedre adora todo lo que tenga que ver con viajar, especialmente si hablamos de encontrar el mejor plan para perderse en ciudades desconocidas. Siempre está dispuesta a probar el plato más raro y curioso y nunca dirá no a una clase de baile tradicional. Después de disfrutar de Tailandia, su próximo destino será Nueva York.