Córdoba: qué ver y dónde comer y dormir en la ciudad de las flores

16 de junio, 2017

Recorremos las callejuelas de una de las 'niñas bonitas' de Andalucía visitando sus rincones imprescindibles, los sitios donde saborear su rica gastronomía, disfrutar del atardecer perfecto o dormir a pierna suelta en la ciudad que Góngora calificó como 'la flor de España'.

Asentada en un meandro del río Guadalquivir, Córdoba tiene todo el encanto de la mezcla de culturas, de la espontaneidad y los pequeños rincones, del olor a flores y del sabor tradicional de su oro líquido: el salmorejo. Sin duda, su gastronomía es uno de sus puntos fuertes, y enamora casi tanto como sus callejuelas y su centro histórico, por cierto, nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1994. 

Vamos a recorrer una de las 'niñas bonitas' de Andalucía y sus principales atractivos, sin perder de vista sitios dónde comer bien, y a buen precio, y dónde alojarte.

1. Los imprescindibles

Córdoba: qué ver y dónde comer y dormir en la ciudad de las flores - Los imprescindibles

El top 1 de los ‘imprescindibles que ni se te ocurra perderte’ de Córdoba no puede ser para otro lugar que la Mezquita-Catedral, un espacio para visitar, y disfrutar, sin prisas. Es el símbolo del Islam en la Península Ibérica y el reflejo del paso de diferentes culturas, religiones y su legado arquitectónico en la ciudad. La entrada general cuesta 8€ y, si quieres ahorrar y madrugar para aprovechar el fresquito mañanero, de lunes a sábado la entrada es gratuita de 8.30 a 9.30h. También es posible realizar una visita nocturna por 18€ (muy recomendable, ya que la iluminación es espectacular). Puedes ver más información sobre las visitas e historia en su página web.

Muy cerca de la mezquita, no podemos olvidarnos de otro de los grandes clásicos cordobeses: los patios llenos de flores, un canto de alegría de esta ciudad a la que Góngora llamaba ‘la flor de España’. Y no es para menos. Busca la ‘calleja de las flores’ para obtener una de las imágenes más fotografiadas de Córdoba perfecta para tu Instagram: una callecita estrecha con coloridas macetas, arcos y la torre de la catedral de fondo. En este enlace del Ayuntamiento de Córdoba puedes ver los patios en 360º

Otro de los planes que no puedes perderte es el paseo por el Alcázar de los Reyes Cristianos, un palacio fortaleza que data del siglo XIV con murallas y torres ideales para contemplar la ciudad desde las alturas y rodeado por jardines y fuentes que son un alivio a las altas temperaturas. Disfruta de la tranquilidad.

Tu visita por la ciudad se completa con un paseo por el centro de Córdoba, lo que es la antigua judería, un nuevo viaje en el tiempo hasta el siglo X, cuando Córdoba era considerada una de las grandes ciudades y más prósperas de Occidente, repleta de comercio y artesanos. Descubre el legado judío en la Sinagoga y piérdete por sus calles disfrutando de las fachadas y balcones.

2. Salmorejo y flamenquines: Dónde comer

Córdoba: qué ver y dónde comer y dormir en la ciudad de las flores - Salmorejo y flamenquines: Dónde comer

* Foto vía Facebook de la Salmoreteca. 

Es el momento perfecto para parar a comer y disfrutar del recetario cordobés: mazamorra, salmorejo, berenjenas con miel, flamenquines, aceitunas aliñadas o rabo de toro estofado son algunos de los platos tradicionales cordobeses llenos de sabor y con un toque muy fresco.

En tu paseo por el casco viejo cordobés, pasarás por la zona de la Corredera, una gran plaza rodeada de bares que tiene ambiente prácticamente a cualquier hora del día, así que puede ser una buena opción para tomar algo.

Para comer bien y barato, puedes hacerlo en El Abanico, toda una institución en la ciudad. Está en la calle Velázquez Bosco, esquina con la Calleja de las Flores, muy cerca de la Mezquita. Disponen de un menú del día por algo menos de 10€ muy apetecible. Las raciones tienen igualmente muy buenos precios, por ejemplo, las croquetas rondan los 5€ (las de rabo de toro son espectaculares, haznos caso) y los flamenquines unos 7€.

Otro de los clásicos cordobeses es la Casa Santos, o lo que es lo mismo, la tortilla de patatas más grande que hayas probado jamás. Solo te decimos que se usan 20 huevos para cada una de las piezas, así que imagínate el resto.

Y si te gusta la gastronomía tradicional pero quieres darle un toque innovador, no puedes perderte la La Salmoreteca. En el Mercado Victoria (Paseo de la Victoria, s/n). Como su propio nombre indica, una auténtica oda al salmorejo pero con una vuelta de tuerca e ingredientes de todo tipo: con aguacate y placton, de naranja y bacalao o con setas y frutas. Además, también elaboran las tradicionales tortillas de patata con su toque especial ¡no dejes de pasarte!.

Y para los más tradicionales, pueden visitar la ‘calleja del salmorejo cordobés’, una calle dedicada a uno de los platos más típicos de la gastronomía de la ciudad. En la calle podrás ver una placa con la receta e ingredientes del salmorejo tradicional. Y para que vayas practicando, te adelantamos la receta:

Ingredientes

  • 1 kilo de tomates
  • 200 gramos de pan
  • 100 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 10 gramos de sal

Elaboración:

  • Limpiar y triturar los tomates. Colar para quitarles la piel y las pepitas. Volver a triturar añadiéndole el pan, el aceite, los ajos y la sal. Decorar con huevo duro picado  y trocitos de jamón ibérico.

3. El mejor atardecer cordobés

Córdoba: qué ver y dónde comer y dormir en la ciudad de las flores - El mejor atardecer cordobés

Para disfrutar del atardecer, te proponemos hacerlo desde el Puente Romano, también conocido como Puente Viejo, con la torre de Calahorra como telón de fondo, una fortaleza desde la que se vigilaba el puente. Sin duda, los colores del atardecer sobre el Guadalquivir te dejarán boquiabierto.

Y sin ánimo de romper el encanto del momento quizá pienses… ¿de qué me suena este puente?. No te preocupes, que venimos al rescate con la explicación friki del post: amigo seguidor de Juego de Tronos, se trata del puente que sirve para recrear la entrada a la ciudad de Volantis, lugar del que era originaria Talisa Maegyr, esposa de Robb Stark.

Una vez visto el atardecer y con el termómetro un poco más calmado, nada mejor que darse un paseíto de unos 20 minutos hasta la Plaza de los Capuchinos, donde está uno de los símbolos de Córdoba, el Cristo de los Faroles; una escultura rodeada por una verja y alumbrada por ocho faroles que le dan un toque especial a la plaza y que, más allá de creencias religiosas, han inspirado muchas canciones y coplas tradicionales.

4. Una copa en el Guadalquivir

Córdoba: qué ver y dónde comer y dormir en la ciudad de las flores - Una copa en el Guadalquivir

¿Y si te decimos que para terminar el día puedes hacerlo tomándote una copa con vistas al Guadalquivir y al Puente Romano y música en directo? Sabemos que no vas a poder negarte, así que te chivamos que esta opción la encontrarás en el Sojo Ribera (Paseo de la Ribera, esquina Cruz del Rastro).

5. Para dormir a pierna suelta

Córdoba: qué ver y dónde comer y dormir en la ciudad de las flores - Para dormir a pierna suelta

Nuestra zona favorita para alojarse es la judería, por el encanto de sus calles y su buena ubicación para visitar los imprescindibles cordobeses, así como la zona del centro. En estas zonas podrás alojarte en un palacio con grandes lujos o en apartamentos más pequeños y sencillos, en función de tus necesidades. No son las zonas más baratas de la ciudad, pero por su ubicación, merece la pena pagar un poco más.  

  • Hotel NH Collection Amistad (Plaza Maimónides, 3). Nuestra opción más 'deluxe' en el centro histórico. El alojamiento está formado por dos mansiones árabes, con patios tradicionales, arcos y todos los detalles modernos para hacer más cómoda la estancia
  • Apartamentos Casa del Aceite (Calle Barroso, 11): Se ubican en una casa señorial del siglo XVIII en el centro de Córdoba, a 500 metros de la mezquita de Córdoba y del barrio judío. Dispone de patio central y una decoración de inspiración árabe y local que te encantará.
  • Apartamentos Patio de Viana (Calle de Morales, 9): 7 apartamentos en el centro de la ciudad con una estética muy acogedora, modernos y un ambiente de lo más familiar.
  • Bed and Be (Calle Cruz Conde, 22): una opción más económica pero llena de encanto local. Dispone de habitaciones privadas de 2 personas y también compartidas de 4 u ocho camas. Ofrece bicis y una azotea con solárium. Es la opción perfecta si viajas en grupo o para conocer a viajeros de todo el mundo.
  • Option Be (Calle Leiva Aguilar, 1): Del mismo dueño que Be and Be son otra gran opción para presupuestos un poco más ajustados pero sin perder un ápice de encanto. Con una decoración muy fresca, son muy valorados por su ubicación y la limpieza de sus instalaciones.

¿Tienes alguna otra recomendación que podamos añadir a la lista? Envíanos un tweet @TravioorES o publica tu comentario en nuestra página de Facebook ¡y cuéntanoslo!.

Nazaret León “Toda aventura comienza con un sí”. Y así han comenzado muchos de los desafíos, viajes y peripecias de Naza, una periodista que siempre ha buscado poder escribir sobre lo que le gustaría leer. En sus viajes intenta no perderse un atardecer y es incapaz de orientarse con un mapa. De plegarlo, ya ni hablamos.