Cinco maneras de sumergirte en la cultura japonesa en Kioto

25 de enero, 2017

Desde las geishas más peculiares hasta los mejores lugares para probar comida japonesa, Becca Garland nos cuenta qué es lo que no hay que perderse en la ciudad japonesa de Kioto.

Para ver elJapón más tradicional y auténtico es esencial realizar un viaje a Kioto. Está a dos horas y medias de Tokio con el Shinkansen (tren de alta velocidad), un viaje muy cómodo que realmente vale la pena. Desde sus impresionantes templos hasta el arte de las geishas, Kioto permite ver diferentes mundos a la vez. Becca Galard ha recopilado sus impresiones de las cinco mejores formas de experimentar la cultura japonesa en esta bonita y pintoresca ciudad.

1. Explora los templos y sepulcros

Fox statues at Fushimi shrine in Kyoto, Japan

Kioto cuenta con más de 1.000 templos y sepulcros, pero aquí tienes un resumen de los que no te puedes perder. Puede ser un poco agobiante, así que he aquí una recopilación de las mejores elecciones:

 

Fushimi Inari-Taisha

Este sepulcro Shinto es una maravilla visual gracias a sus miles de puertas torii de color naranja brillante que recorren 4 kilómetros de montaña. Inari era considerado el patrón de los negocios, y un negocio japonés donó cada puerta Torii para ayudar a conseguir una gran fortuna. Este es un día de senderismo que no te puedes perder; merece la pena subir hasta la cima, ya que la multitud se va reduciendo a medida que vas ascendiendo. No hace falta decir que es indispensable llevar zapatos cómodos y estar en buena forma física. Para aquellos que no lo estén, o que sean más bien vagos pueden aprovechar el tour líder en valoraciones Fushimi Inari and Sake Brewery Tour que Viator ofrece.

Nombrado también como Golden Pavilion, este impresionante templo es mundialmente conocido. Está cubierto literalmente desde el techo hasta los cimientos en pan de oro; en un día soleado verás reflejada en él la piscina de abajo, convirtiéndolo en una imagen aún más bonita.

Chion-in 

Es mucho más que un templo en sí mismo; está rodeado de preciosos jardines, y esconde un cementerio budista en el que puedes sentir realmente energía espiritual si tienes la oportunidad de presenciar los cantos de los monjes.

Kiyomizu-Dera

Este templo no solo dispone de estructuras y sepulcros japoneses tradicionales, sino también una vista impresionante de Kioto. Si vas en otoño disfrutarás de un lugar realmente increíble, ya que las hojas de los árboles adquieren impresionantes tonalidades rojizas y doradas.

Si te apetece hacer un tour aquí, recomendamos el tour de día completo de Viator que te llevarás a todos aquello lugares que son imperdibles. 

2. Busca a una geisha

Geisha in Kyoto, Japan

A menudo se asume que las geishas son mujeres de la noche, aunque esto está lejos de la realidad. El concepto de geisha, al igual que ocurre con los términos Geiko o Maiko cuando aún son aprendices, hace referencia a las mujeres que tras un largo proceso de aprendizaje se dedican al entretenimiento mediante las artes japonesas, tales como la danza o los instrumentos de música tradicional. Alójate en el Gion Hatanaka, el distrito de entretenimiento de Kioto, donde tienes más probabilidades de ver a una geisha al atardecer, o de camino a su lugar de trabajo. Por desgracia los turistas molestan con frecuencia a las geishas en la calle, a veces agarrándolas para hacerse fotografías, lo cual ha llevado a que la policía de Kioto entrene a las geishas en la autodefensa. Si tienes la suerte de ver a una de estas preciosas mujeres, observa con detenimiento su maquillaje, su atuendo, y la forma en la que caminan. Es mejor si sacas fotos a distancia para que las mujeres puedan continuar trabajando en paz.

 

Si te lo pierdes, en Gion hay frecuentes espectáculos donde se puede ver actuar a las geishas. Visita el Gion por la noche: espectáculo cultural en cena , el tour nocturno de Viator por Gion, que incluye un espectáculo cultural y la cena. También debes ir a tomar algo en Atlantis; este bar de cocktails era antiguamente una vieja casa de geishas que ahora atrae a algunas de las personas más atractivas de Kioto.

3. Piérdete en la naturaleza

Arashiyama Bamboo forest in Kyoto, Japan

Los japoneses saben cómo escaparse a un precioso jardín, y habiendo tantos en Kioto tendrás el privilegio de elegir. Arashiyama Bamboo Grove en Kioto occidental es un inmenso bosque de bambú único. Te sentirán transportado a otro mundo paseando a través de sus grandes tallos. No te desanimes si no eres capaz de captar la auténtica belleza de este lugar en las fotografías, es todo un desafío. En su lugar, deja a un lado la cámara y dedica algo de tiempo a disfrutar de la belleza de esta maravilla natural. Un consejo clave: llega tan temprano como sea posible para evitar largas colas que puedan arruinarlo totalmente. Hay algunos tours matinales disponibles para asegurarte de que te levantas con los pájaros y llegas antes que la multitud.

 

Otro gran lugar para visitar es el Kioto Imperial Palace Park, parque imperial de Kioto, ubicado en el corazón de esta ciudad y hogar, tal y como su nombre “palacio imperial” indica. A menudo los turistas que quieren ver los principales sepulcros y templos pasan por alto este inmenso campo, pero este es el lugar perfecto para pasar una tarde vagueando y disfrutando de sus alrededores.

4. Compra comida inusual en el mercado Nishiki

An array of pickles at Nishiki Market in Kyoto, Japan

Durante el período Edo (1603-1868) el Nishiki Market o mercado Nishiki fue un lugar de venta de pescado al por mayor, y desde el 1868 hasta hoy en día es en un mercado minorista. Esta pequeña calle cuenta con más de 130 tiendas y puestos que venden productos y comida japonesa, y por supuesto, sake. Se centra principalmente en productos locales, y merece la pena visitarlo y aprovechar la oportunidad para ver algunos productos peculiares como gorriones asados, pulpo en pincho moruno, y cualquier vegetal que te puedas imaginar. Mi lugar favorito es una pequeña tienda llamada Ohashi-no-Ohshita, que vende solo palillos; Navega por los miles de pares y elige algunos que se adapten a tu estilo. Incluso los grabarán con tu nombre en kanji de forma gratuita. 

 

Justo al lado del mercado está Nishiki Warai, donde sirven increíbles okonomiyaki (tortitas deliciosas) y teppenyaki (platos cocinados en una plancha de hierro) y si esto no es lo tuyo, dirígete al Kioto Gogyo para disfrutar del delicioso ramen (noodles) y gyoza (bolita de masa que puede estar rellena de carne o bien de fruta). Otros lugares para comer son el Pontochō, otra área geisha llena de restaurantes de deliciosa comida tradicional con especialidades como wygu y ternera kobe. Pásate por el Chao Chao Sanjo Kiyamachi, para probar una gran variedad de gyoza.

5. Experimenta el cambio de estación

Sakura Cherry Blossom Festival lanterns in Kyoto, Japan

Japón tiene cuatro distintivas estaciones, y cada una de ellas ofrece algo diferente. Sin embargo, Japón tiene dos períodos al año donde muestra su máxima belleza. En el mes de abril florecen los cerezos o Sakura, un espectáculo natural perfecto para disfrutarlo en los parques y jardines de Kioto. El suelo se cubre con pétalos y filas de árboles que dotan de una tonalidad rosa el paisaje. Está considerado uno de los mejores lugares para visitar en otoño, a finales de octubre/principios de noviembre se produce el espectacular cambio de tonalidad de las hojas, donde el follaje pasa de un verde brillante a tonalidades doradas, rojizas y marrones, convirtiendo los bosques de Kioto en paisajes resplandecientes. Ten en cuenta que los billetes de avión, hoteles, excursiones y tours serán un poco más caros en estos períodos, así que merece la pena que lo mires y reserves con bastante antelación.

 

¿Conoces Kyoto? ¿Tienes alguna recomendación más que dejarnos? Nos morimos de ganas por saberlo, tweeteanos a @TravioorES déjanos un comentario en nuestro Facebook.

Becca Garland Nacida en Belfast, Becca vive actualmente en Londres. Se considera adicta a los viajes y, por norma general, disfruta de cuatro o cinco aventuras cada año. Ha viajado a Australia, Japón, sudeste asiático, Escandinavia, países nórdicos, Estados Unidos y gran parte de Europa.