5 escenarios naturales que te dejarán sin aliento (o no creerás que existen)

30 de noviembre, 2016

Formaciones geológicas multicolor, agua que parece un mar de estrellas (pero que no lo es) o espacios donde no podrás diferenciar la línea entre el cielo y la tierra... ¡Pasen, vean y disfruten del espectáculo!

A veces la realidad supera la ficción. Y a juzgar por los paisajes y escenarios naturales repartidos por el mundo, podrás pensar que algunos de ellos no existen, o que han pasado por una buena sesión de Photoshop o filtros #Instagram, pero nada más lejos de la realidad; son espacios reales que, sin necesidad de intervención humana, mantienen intacta su belleza natural (al menos, por ahora).

En la difícil tarea de seleccionar y hacer un listado, os proponemos 5 escenarios naturales increíbles, por su formación, colores, texturas… que te obligarán a mirarlos dos veces para confirmar si son reales. Como siempre, no están todos los que son, pero sí que son todos los que están.

1. Parque geológico Zhangye Danxia, China

5 escenarios naturales que te dejarán sin aliento (o no creerás que existen) - Parque geológico Zhangye Danxia, China

Es el momento de pararte a observar y decir: 'increíble madre naturaleza' cuando tengas ante tus ojos el espectacular paisaje del Parque Geológico Zhangye Danxia, en China. Está ubicado en la provincia de Gansu y parece realmente sacado como de un libro de cuento y fantasía, y te recuerda a las míticas botellas de sal pintada con tiza que hacíamos en el colegio. El paisaje que crea sus estratos ondeantes de diferentes colores es realmente increíble. Su explicación geológica es que se trata de una zona sin apenas lluvias y los estratos se han ido formando por los sucesivos depósitos de minerales de diversa pigmentación en las capas rocosas y, millones de años después, debido a la colisión de las placas indo-australiana y la tectónica de Euroasia provocaron las ondulaciones. 

2. Islas Vaadhoo, Maldivas

5 escenarios naturales que te dejarán sin aliento (o no creerás que existen) - Islas Vaadhoo, Maldivas

En el océano Índico, en Maldivas, podrás disfrutar de un fenómeno natural que se produce en pocos lugares de la tierra. Los simples mortales lo llamamos 'Mar de estrellas', ya que las olas de estas playas están 'cargadas' de puntitos brillantes que parecen estrellas, pero lo más expertos te dirán que es un fenómeno llamado bioluminiscencia causado por una reacción química que ocurre cuando un microorganismo, fitoplancton, entra en contacto con el oxígeno. Es como ver la vía láctea entre tus pies, sin duda, una experiencia de fantasía que merece la pena vivir al menos una vez en la vida. 

¿Dónde alojarse? Si cuentas con un presupuesto más ajustado (recuerda, estás en Maldivas y a veces esto es complicado), te recomendamos alojarte en Small Island Lodge. Si estás de noche de bodas o simplemente quieres darte un 'caprichito' por eso de... 'es una vez en la vida' te recomendamos alojarte en otra isla a unos 10 km. de Vaadhoo llamada Gadhdhoo, en el hotel Ayada Malds.

3. Salar de Uyuni, Bolivia

5 escenarios naturales que te dejarán sin aliento (o no creerás que existen) - Salar de Uyuni, Bolivia

Andar por el salar de Uyuni debe ser lo más parecido a darse un paseíto por el cielo, con las nubes como compañeras de viaje. Y es que se trata del mayor desierto de sal de la tierra, además del más alto. Está ubicado en la región altiplánica boliviana de la cordillera de los Andes y acoge la reserva de litio más importante a nivel mundial, además de grandes cantidades de potasio, boro y magnesio. Las rutas para visitar el Salar de Uyuni suelen durar entre 2 y 4 días, no solo por su amplia superficie de 10.582 kilómetros cuadrados, sino por la cantidad de atractivos turísticos que ofrece el altiplano boliviano: lagunas, formaciones rocosas, fauna autóctona... Te recomendamos contratar un tour para su visita para disfrutar al máximo de la experiencia, aunque también puede visitarse de manera privada. Si te sientes mareado ante tanta belleza, ten en cuenta que quizá también se deba al mal de altura...

4. Capadocia, Turquía

5 escenarios naturales que te dejarán sin aliento (o no creerás que existen) - Capadocia, Turquía

Es uno de los imprescindibles, junto a Estambul, en cualquier viaje a Turquía. La Capadocia es una región histórica de Anatolia Central famosa por sus formaciones geológicas, en forma de 'chimeneas', y su cielo lleno de globos de colores desde donde conseguir unas vistas increíbles del terreno ¡una experiencia única!. Este paisaje sobrenatural ha sido utilizado durante mucho tiempo por las personas que buscan refugio bajo tierra en las cavernas y ciudades subterráneas, hoy abandonadas, como Kaymakli, la cual ha sido ocupada a lo largo de los años por múltiples culturas y su función principal era proteger a los habitantes de la zona en caso de invasores. P

Sus formaciones geológicas junto con el cielo naranja, crema y azul repleto de globos harán las delicidas de tu perfil de Instagram ¡te lo aseguramos!

5. Cañón del Antílope, Arizona

5 escenarios naturales que te dejarán sin aliento (o no creerás que existen) - Cañón del Antílope, Arizona

El cañón del Antílope es una de las formaciones geológicas más visitadas y fotografiadas del mundo. Se trata de una formación en la roca a modo de cañón muy estrecho, con paredes de hasta 40 metros de altura, generada por el paso del agua durante miles de años. Se ubica en el condado de Coconino, en el noroeste de Arizona, en una reserva de indios navajos (de hecho, las visitas a este cañón se hacen con un guía navajo, lo que añado una gran dosis de autenticidad a la visita). Los navajos lo consideran un lugar espiritual y sagrado y no les falta razón, ya que se trata de un realmente lugar mágico. Cuando caminas por su interior y el sol entra por las grietas, crea unos increíbles efectos visuales en las paredes onduladas. 

 

¿Añadirías algún punto más a nuestro Top 5?  Déjanos un tweet en nuestra cuenta de Twitter @TravioorES o un comentario en nuestra página de Facebook.

Nazaret León “Toda aventura comienza con un sí”. Y así han comenzado muchos de los desafíos, viajes y peripecias de Naza, una periodista que siempre ha buscado poder escribir sobre lo que le gustaría leer. En sus viajes intenta no perderse un atardecer y es incapaz de orientarse con un mapa. De plegarlo, ya ni hablamos.